domingo, 16 de enero de 2011

La Danza del Vajra (Editado por Prima Mai)

El Tantra “La Danza del Vajra liberando las Seis Clases de Seres en las Seis Dimensiones puras” es un terma del  maestro tibetano de Dzogchen Chögyal Namkhai Norbu. El tantra “La unión del Sol y la Luna” enseñado por el Vajradhara Samantabhadra contiene las instrucciones de la aplicación de la Contemplación en la Danza del Vajra. La Danza del Vajra está conectada con la antigua tradición de Dzogchen de Oddiyana e inseparablemente vinculada con la transmisión de las Enseñanzas Dzogchen. La Danza del Vajra ha sido practicada desde 1992 por los miembros del La Comunidad Dzogchen alrededor del mundo.
Hay tres  distintas Danzas del Vajra que pueden ser practicadas, separadas o juntas: la Danza del Canto del Vajra, La Danza del a liberación de los Seis Lokas y la Danza del los Tres Vajras. Para poder practicar la Danza del Vajra del Canto del Vajra y la Danza de los Tres Vajras los practicantes deben haber recibido en particular la transmisión de las Enseñanzas Dzogchen de un Maestro de Dzogchen y la transmisión del “lung” del Canto del Vajra.

Para alguno que esté interesado en practicar la Danza del Vajra pero que no ha tenido la oportunidad de recibir la transmisión de la Enseñanza Dzogchen, él o ella puede aprender la Danza de la Liberación de los Seis Lokas. De cualquier manera es beneficioso haber recibido al menos la transmisión del “Lung” del Canto del Vajra aunque no sea particularmente necesario.

La Danza del Vajra es una práctica de meditación que integra el movimiento y el sonido. El principio es armonizar y coordinar nuestra energía e integrar todas las experiencias relacionadas con nuestras tres existencias del Cuerpo, la Voz y la Mente en el estado de contemplación, además de estabilizar y mantener el estado de contemplación. A través de las tres principales experiencias de vacuidad, claridad y sensación podemos descubrir nuestra verdadera naturaleza. La práctica de la Danza del Vajra se realiza en un gran Mandala de aproximadamente 100 metros cuadrados representando la correspondencia entre nuestra dimensión interna y externa. Durante la meditación de la Danza del Vajra 12 practicantes, 6 mujeres y 6 hombres pueden practicar juntos.

La Danza del Vajra del Canto del Vajra

Esta práctica del la Danza del Vajra está principalmente conectada al aspecto energético de nuestra existencia, o el nivel Samboghakaya. Cada una de las muchas sílabas contenidas en el Canto del Vajra se corresponden a través de su sonido y color a un punto energético del Mandala interno o existencia individual o a la dimensión externa de nuestra existencia, el mundo.
Mediante la integración del sonido y el movimiento conectado a las sílabas del Canto del Vajra es posible armonizar y coordinar los puntos de energía relacionados, canales y chakras y crear  una comunicación armoniosa al nivel de la energía sutil. Para que la práctica verdaderamente funcione es indispensable haber recibido la transmisión de la enseñanza Dzogchen de un Maestro Dzogchen y la transmisión del “Lung” del Canto del Vajra.

La Danza del Vajra de la Liberación de los Seis Lokas
En esta práctica de la Danza del Vajra el principio es purificar la dimensión de los Seis Lokas y manifestar las Seis dimensiones Puras o Sabidurías de Samanthabadra. Esta práctica está más relacionada con el nivel físico o Nirmanakaya. La visión kármica es producida por nuestras emociones y pasiones y por esta razón en nuestra visión samsárica tenemos los Seis Lokas o Seis Clases de Seres, con sus principales características relacionadas (dioses-apego, semi dioses-celos, humanos-orgullo, animales-ignorancia, preta-avaricia, infierno-ira). Tenemos las semillas de todas esas dimensiones en nosotros mismos y con ellas la posibilidad de renacer en una de esas dimensiones. Mediante la práctica podemos purificar nuestras propias potencialidades kármicas, que están inseparablemente vinculadas a todos los seres que sienten, y por ende es posible crear una causa de liberación para todos los seres que sienten.
La Danza del Vajra de Los Tres Vajras
Esta práctica está más relacionada con la dimensión de la Mente o nivel Dharmakaya. Las tres sílabas OM A HUM representan nuestras tres existencias del Cuerpo, la Voz y la Mente y los tres estados puros de los Seres Iluminados.  Es el mantra más importante en la Enseñanza Dzogchen. Representa la no dualidad del Cuerpo, Voz y Mente. También es un poderoso mantra de purificación. En esta práctica integramos el Cuerpo, Voz y Mente en el estado no dual de contemplación. Para tener una función real de la práctica es indispensable haber recibido la transmisión de las Enseñanzas Dzogchen de un Maestro de Dzogchen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada